Rodamientos de rodillos cónicos

Los rodamientos de rodillos cónicos fueron diseñados por TIMKEN y debido a su geometría y sus propiedades de diseño, poseen importantes y únicas características de funcionamiento que les permite ajustarse a las necesidades de un gran número de aplicaciones.

Categorías: , Etiqueta:

Los rodamientos de rodillos cónicos fueron diseñados por TIMKEN y debido a su geometría y sus propiedades de diseño, poseen importantes y únicas características de funcionamiento que les permite ajustarse a las necesidades de un gran número de aplicaciones.

Este tipo de rodamientos está formado como casi todos los rodamientos por cuatro tipos de componentes:

  • Aro exterior, soporta cargas.
  • Aro interior, soporta cargas.
  • Jaula porta rodillos (solo realiza la labor de separar los rodillos).
  • Rodillos cónicos, realiza el trabajo de elemento rodante y soporta cargas.

El conjunto del aro interior, con la jaula y los rodillos forman una unidad independiente del aro exterior.

La característica técnica más importante es que permiten cargas axiales y radiales muy elevadas. En ambos tipos de carga (radial y axial), esta se distribuye por toda la longitud del rodillo y siempre en un sentido. Normalmente para soportar las cargas en el otro sentido hay que montar un segundo rodamiento. La utilización de una adecuada geometría interna de los componentes del rodamiento permite un reparto uniforme de las tensiones de contacto bajo carga.

Normalmente TIMKEN fabrica este tipo de rodamientos con un cementado de los componentes del rodamiento que le permite obtener una capa superficial dura capaz de resistir a la fatiga y un núcleo dúctil y tenaz. De esta forma, por deformación del núcleo es capaz de soportar fuertes impactos (el interior se deforma para volver a su geometría una vez pasado el impacto) y la capa exterior, de una gran dureza, le permite soportar grandes capacidades de carga. Un ejemplo muy clarificador de esta idea, es que todos los trenes de aterrizaje de los aviones, montan en las ruedas rodamientos de rodillos cónicos de la marca TIMKEN para soportar el impacto del golpe en el aterrizaje y seguir trabajando posteriormente normal.

La demostración de la gran eficacia de este tipo de rodamientos la realizo en el siglo XIX el Sr. Timken (inventor de este tipo de rodamientos), montando estos elementos sobre una locomotora de tren y siendo arrastrada con éxito por un grupo de mujeres. El mismo número de mujeres en bueyes de carga con el sistema que se usaba en aquel momento no consiguió mover la locomotora.

Marca

TIMKEN